October 23, 2017
Blog

Tesalonicenses

Serie nueva, la cual nos lleva a ver en un contexto histórico el viaje de Pablo a lo largo de dos continentes, Europa y Asia, alrededor del 50 d.C. el equipo misionero liderado por Pablo y Silas abandonó Filipos y viajó hacia el oeste por el camino romano conocido como la Via Egnatia.  Se dirigieron hacia la capital estratégica de la provincia romana de Macedonia: Tesalónica.

Esta capital se trataba de una gran cuidad portuaria sobre el Mar Egeo en la Grecia actual, con aproximadamente unos 200,000 habitantes. Estaba llena de adoradores de ídolos paganos, el panteón completo de dioses griegos y romanos, y era famosa por su culto al emperador. Tesalónica era leal al César, quien había concedido muchos privilegios a sus ciudadanos.

Timoteo hizo saber a Pablo que, aunque a la iglesia de Tesalónica estaba sufriendo aflicciones, se aferraba a la fe. Aunque existían pequeñas confusiones doctrinales, trabajaban por amor para el Señor y esperaban con paciencia el regreso de Cristo. Pablo escribió para alentar a los creyentes de la fe, recordarles que la santificación er al a voluntad de Dios para ellos y corregir las equivocaciones en cuanto a los acontecimientos del final de los tiempos.

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: